Jueves 24 de Junio de 2021

6 de junio de 2018

Violento asalto en la casa de un empresario

Ladrones ingresaron a su casa ubicada en barrio Manantiales y amenazaron a uno de sus hijos. Uno de ellos portaba un arma de fuego. Forzaron una caja fuerte y se llevaron dinero.

Un asalto a mano armada ocurrió en la tarde noche de este martes en la casa de la familia Feldman, un conocido empresario turístico local.

El hecho sucedió minutos después de las 19 hs en la vivienda familiar ubicada en la Calle de La Estepa y de Los Fresnos, del barrio Manantiales. Apenas instantes después de que el propietario Daniel Feldman saliera de la casa por unos minutos, alguien tocó a la puerta.

En el interior estaban sus dos hijos. El menor de ellos, de 11 años, preguntó quién era, y del otro lado preguntaron por su padre. Cuando el niño abrió ingresaron entre tres y cuatro sujetos. Uno de ellos lo tomó por la fuerza de la cabeza para reducirlo, exigiéndole que le diga donde guarda el dinero su padre.

El niño les indicó un vestidor donde hay un cofre empotrado en la pared. Hacia allí fueron los delincuentes, que forzaron la tapa con una maza y otras herramientas. Mientras tanto el otro hijo, que estaba en el garage haciendo su rutina de entrenamiento, no escuchó nada ya que estaba con auriculares escuchando música.

Al menos uno de los asaltantes portaba un arma de fuego tipo pistola. Otro dato es que mantenían comunicación con alguien en el exterior de la vivienda, que inclusive habría avisado que el empresario estaba regresando a su casa.

Fue en ese momento cuando emprendieron la huida de la casa, no sin antes revolver la oficina de Feldman. También le llevaron al hijo una cadenita de oro que había recibido de regalo apenas unos días atrás.

Al hablar con un periodista de Ahora Calafate, Feldman contó que cuando regresó saludó a su hijo mayor que estaba en el garage y no se había enterado del asalto. Luego notó cierto desorden y comenzó a llamar a su hijo menor que no respondía. Hasta que por fin salió del lugar donde lo habían dejado, con una campera cubriéndole la cabeza para que no viera a los ladrones.

 Éstos huyeron con unos 50 mil pesos y poco más de mil euros, que sacaron de la caja fuerte. Una parte de ese dinero era de una reciente venta de un auto de la familia.

A los pocos minutos de ser avisada, la policía llegó al lugar, al igual que el Juez de Instrucción e inclusive funcionarios municipales que se comunicaron con el empresario damnificado.

En el lugar trabajó la División Criminalística para recabar posibles huellas, y también la DDI que se encuentra a esta hora en plena tarea de investigación.    

COMPARTIR: